8 consejos para proteger tu coche en invierno

18.11.2016

 

A pocos días para entrar de lleno en el invierno, las bajas temperaturas ya han poblado todas las zonas de nuestra geografía. Y aún van a bajar más, especialmente en diciembre, enero y febrero.

 

1) Revisar y cambiar la batería

Uno de los principales elementos mecánicos que más sufre las bajas temperaturas es la batería. Con el frío, aquellas baterías que ya llevan unos cuantos años instaladas en el coche es muy frecuente que se descarguen de golpe y pierdan prácticamente la capacidad para recuperarse.

 

2) Comprobar el líquido refrigerante

Otro de los aspectos mecánicos a tener en cuenta, especialmente si se habita en zonas con temperaturas bajo cero, es comprobar el estado del líquido refrigerante. El líquido refrigerante es a su vez anticongelante hasta determinada temperatura, pero con el uso va perdiendo propiedades.

 

3) Permitir que el motor se caliente al ralentí

Asimismo, todos los demás fluidos del coche y de la mecánica sufren las inclemencias del frío, por lo que cada mañana al arrancar el coche es indispensable esperar unos pocos minutos a que el motor y sus fluidos principales (aceite, liquido de dirección, frenos, etc) alcance un mínimo de temperatura.

 

4) Recargar el Aire Acondicionado

Un buen consejo también es mantener el circuito de Aire Acondicionado cargado de gas.

 

5) Levantar los limpiaparabrisas

En caso de que el coche duerma en la calle, si es una zona donde las heladas son frecuentes otro buen consejo es levantar las escobillas de los limpiaparabrisas para evitar que la goma se quede pegada a la luna delantera o trasera y se rompa, dejando los limpiaparabrisas inservibles.

 

6) Disponer de accesorios para el invierno

Es aconsejable llevar en el interior del vehículo una paleta de plástico para rascar la escarcha acumulada en la luna delantera.

 

7) Controlar el funcionamiento de la luneta térmica

Comprobar el funcionamiento de la luneta trasera térmica nos ahorrará viajar sin ver qué hay detrás. En caso de no funcionar, es posible que se haya fundido el fusible, lo cual resulta un problema menor. 

 

8) Revisar el sistema de calefacción

Por último y uno de los aspectos más importantes, es comprobar el correcto funcionamiento de la calefacción. Volviendo al punto anterior, dónde hablábamos del líquido refrigerante-anticongelante y los residuos que acumula con el tiempo, dichos resíduos se van depositando en los radiadores, tanto el del motor como el de la calefacción. 

Please reload

Entradas recientes

07.05.2017

Please reload

Archivo