5 errores al volante

31.08.2016

Comienza la vuelta de las vacaciones. Normalmente, el día 31 en España suele ser de esos días de tremendos atascos en las autovías.

La atención al volante es primordial y desde Talleres Díaz López, S.L., os queremos destacar los fallos más comunes que cometemos y que son realmente fáciles de arreglar.


1. Hablar por el móvil
Sigue siendo habitual ver a conductores hablando por el móvil sin usar un sistema de manos libres homologado, con la consiguiente falta de atención. Tener una mano ocupada y la cabeza centrada en la conversación con la otra persona –incluso usando manos libres- puede llevarnos a un estado de desatención similar a conducir superando el límite de alcohol permitido. Lo mejor es que no hables por el móvil mientras conduces, y si consideras de gran importancia la llamada, usa alguno de los sistemas homologados que permiten mantener las dos manos en el volante, e incluso párate a un lado de la carretera si la llamada pudiera extenderse.


2. Tomar alcohol o drogas
El consumo de alcohol y drogas está presente en muchos accidentes que tienen como consecuencia la muerte en carretera. La mayoría tienen lugar durante el fin de semana y el perfil suele ser el de una persona joven de entre 21 y 34 años. Los controles de drogas también se han intensificado en los últimos meses, ya que conducir bajo sus efectos es tanto o más peligroso que hacerlo ebrio. Evita el consumo de alcohol y  drogas si vas a conducir o deja que sea otro que esté en plenas facultades el que coja el coche. Es mejor llegar más tarde que poner en peligro tu vida y la de los demás usuarios de la vía.

 


3. Velocidad inadecuada
Es una de las principales causas de accidentes de tráfico. La velocidad debe ajustarse a las señalización y las condiciones de la vía, pero siempre y cuando la climatología lo permita. Un asfalto mojado puede convertir una carretera señalizada con una velocidad máxima de 120 km/h en una trampa mortal. Ten en cuenta que a mayor velocidad, mayor será la distancia de frenado, por lo que aumenta la distancia con respecto a los coches que tienes delante si pisas más el acelerador. No respetar la velocidad puede costarte caro, ya que estudios oficiales demuestran que el riesgo de morir o sufrir lesiones graves en un accidente, aumentan cuanta mayor sea la velocidad a la que circulas.

 

4.Uso incorrecto del carril izquierdo
Muchos conductores se olvidan de la finalidad del carril izquierdo, que no es otra que la de poder adelantar a los vehículos que vayan más lentos que tú. Utilizarlo correctamente facilita la fluidez de la circulación y evita accidentes y golpes innecesarios, ya que si te mantienes en este carril, el resto de conductores que vayan más rápidos tendrán que frenar, y muchos de ellos realizaran maniobras incorrectas –como no respetar la distancia de seguridad o adelantar por la derecha- si ven que no te apartas rápidamente para dejarles pasar. Este comportamiento es habitual, así que si quieres ahorrarte pitidos y algún que otro insulto, lo ideal es que, una vez hayas adelantado, vuelvas a la parte derecha de la vía hasta el próximo adelantamiento que tengas que realizar.

 

5. No usar el cinturón de seguridad
Según la Dirección General de Tráfico, el 22 por ciento de los fallecidos en accidentes en carretera no llevaba el cinturón de seguridad puesto. Los datos representan un 50 por ciento menos con respecto al año 2.000, pero sigue siendo necesario que todo el mundo se conciencie y así evitar tragedias innecesarias, ya que una persona que use este sistema de seguridad pasiva tiene cinco veces más posibilidades de sobrevivir a un accidente de tráfico que otra que no lo use.

 

 

Please reload

Entradas recientes

07.05.2017

Please reload

Archivo